Vericat Implantología Inmediata
Ë
VERICAT VERICAT • 5, junio 2020

La importancia del diseño de sonrisa en implantología dental

Uno de los objetivos del tratamiento de implantes es recuperar la estética del paciente y que este perciba sus nuevos dientes como propios. 

Este artículo va dirigido a pacientes que quieren información clara y sencilla respecto a los protocolos estéticos en implantología dental. [No se trata de un artículo académico ni va destinado a profesionales de la odontología]. 

En este post te explicamos:

  1. La sonrisa.
  2. ¿Qué es el diseño de sonrisa?
  3. Diseño de sonrisa en tratamientos de implantes.
  4. Factores que intervienen en el diseño de sonrisa en los tratamientos de implantes.

  • La sonrisa.

La sonrisa es una expresión facial en la que intervienen 17 músculos que están ubicados entorno a la boca y a los ojos.  Sin duda, la sonrisa es uno de los rasgos que mejor caracterizan a cada individuo, ya que define nuestra apariencia estética, matiza nuestra personalidad y es determinante en la comunicación humana no verbal. ¡Cuántas cosas decimos con una sonrisa!

Mediante la sonrisa, los seres humanos expresamos diferentes emociones. Entre ellas están:

  • Alegría.
  • Felicidad.
  • Ansiedad.
  • Ironía.
  • Incomodidad.
  • Miedo.

A la hora de hablar de tipos de sonrisa, existen diversas clasificaciones. Una de las más utilizadas en odontología es la descrita por Ackerman, quien habla de sonrisa social y sonrisa espontánea.


Sonrisa social. También se le denomina sonrisa consciente, sonrisa posada o sonrisa forzada. Se caracteriza por ser una sonrisa voluntaria, relajada. Tiene una contracción muscular moderada. Seguro que puedes identificar muchas situaciones en las que tu sonrisa ha sido social.


Sonrisa espontánea. Se llama también sonrisa inconsciente, sonrisa de Duchenne o sonrisa de alegría. Esta sonrisa es dinámica (es decir, no prolongable en el tiempo), precisa de una gran contracción muscular y es la sonrisa en la que los dientes quedan más visibles.  ¡Es la sonrisa inevitable! La que nos hace más felices.

  • ¿Qué es el diseño de sonrisa?

El diseño de sonrisa es el conjunto de procedimientos odontológicos que influyen en la estética dental del paciente. Estos procedimientos intervienen en diferentes tratamientos, desde un simple blanqueamiento dental hasta la elaboración de prótesis fijas individuales, parciales o totales.

En cualquier caso, en odontología se busca siempre un resultado natural que guarde armonía con el resto de la cara y que imite de la forma más fiel a la naturaleza. No se trata solamente de tener unos dientes bonitos. Esos dientes tienen que encajar estéticamente en la cara del paciente. 

Para ello se tienen en cuenta diversos parámetros como el tamaño de los dientes, la forma, la posición y el color.

Por tanto, el concepto diseño de sonrisa está siempre presente en cualquier tratamiento que realiza el odontólogo. Porque, además de funcional, el paciente necesita que sea una tratamiento estético, que se pueda ver al espejo y se pueda reconocer. 

  • Diseño de sonrisa en tratamientos de implantes.

El diseño de sonrisa también es fundamental en implantología dental, especialmente en la fase protésica del tratamiento. Los procedimientos para realizar el diseño de sonrisa en un paciente van a diferir en función del tipo de tratamiento de implantes dentales que se se esté realizando.

· Reposición de una o varias piezas. 
· Tratamiento de un maxilar completo. 
· Tratamiento de  ambos maxilares.

  • Diseño de sonrisa cuando se va a reponer una o varias piezas.

En cuanto al diseño de sonrisa, la reposición de una pieza dental en implantología es la situación más sencilla. Esto es debido a que el odontólogo cuenta con la referencia de los dientes contiguos y de los dientes antagonistas.

De esta forma, se establece el tamaño, la forma y color partiendo de los dientes naturales del paciente. 

  • Diseño de sonrisa en un maxilar completo

En este caso el trabajo del odontólogo se complica algo más. Si el paciente acude con una prótesis removible (de quita y pon), el odontólogo y el laboratorio que elabora la prótesis toman como referencia los dientes antagonistas.

Por ejemplo, si se va a reponer el maxilar superior, los dientes antagonistas corresponden al maxilar inferior. De esta forma, por similitud, se determina el tamaño, forma y color de los dientes.

En el caso de que se vayan a realizar extracciones de dientes que ya no se pueden recuperar para colocar implantes inmediatos, estos dientes, aunque estén dañados también pueden sirven de guía. 

  • Diseño de sonrisa en los tratamientos completos de implantes en  ambos maxilares

Esta es la situación que requiere un mayor estudio por parte del odontólogo. Si en las anteriores circunstancias el odontólogo podía disponer de la referencia de dientes naturales, en este caso no puede apoyarse en ellos. 

Pero la odontología dispone de los protocolos adecuados para resolver con éxito una de las inquietudes más frecuentes entre los pacientes de implantes dentales: ¡que los nuevos dientes fijos queden totalmente naturales!

Quizás te interese: "Tras la implantología dental, que quede natural".

 

  • Factores que intervienen en el diseño de sonrisa en los tratamientos de implantes.

La implantología dental tiene tres objetivos: devolver la función masticatoria al paciente, recuperar la función fonadora perfecta (la vocalización) y, por supuesto, la función estética. 

Para conseguirlo se precisa seguir una serie de protocolos que hagan que la comunicación entre la clínica y el laboratorio protésico sea óptima para que el resultado estético y funcional de la rehabilitación protésica sea el esperado por el paciente.

Para ello, lo primero es documentar el caso desde el inicio. Previamente a la colocación de los implantes, se debe realizar una serie de fotografías al paciente para establecer el punto de partida en el tratamiento. 

Además, en el caso de que existan dientes remanentes, estas fotografías también servirán de guía, como se ha explicado ya, para la elaboración de la prótesis.  De esta forma el resultado estará completamente personalizado y el paciente verá y sentirá sus nuevos dientes como propios. 

Para determinar el color de la prótesis fija, se utiliza una guía de color. Con ella se comprueba cuál es el tono idóneo. O los tonos, porque normalmente los dientes naturales presentan una gradación. De forma que, se tiene que determinar el color en la zona gingival del diente (la más próxima a la encía) y en la zona incisal para conseguir una gradación perfecta que aporte la máxima naturalidad.

Para determinar el tamaño se tiene en cuenta la dimensión vertical de la cara y en general la complexión de la persona. Para determinar dicha dimensión, el odontólogo mide la distancia que hay entre un punto fijo de la cara, que suele situarse a nivel nasal o subnasal, y un punto móvil, como por ejemplo, el mentón.

Para determinar la forma de los dientes el odontólogo se sirve de la forma del óvalo de la cara. Así, caras con un óvalo alargado, requerirán dientes alargados. Del mismo modo,  pacientes con un óvalo redondeado, precisarán formas de dientes más redondeadas. 

Además, también la edad y el sexo también influyen al diseñar la prótesis que se convertirá en la nueva sonrisa del paciente.

En definitiva, se trata de obtener un resultado natural con el que paciente se sienta cómodo tanto a nivel funcional como a nivel estético.

Quizás te interese conocer la experiencia de algunos de nuestros pacientes. Haz clic en cualquiera de las siguientes imágenes.

Testimonio pacientes Vericat Implantología

 

Nuevo llamado a la acción