Vericat Implantología Inmediata
Ë
VERICAT VERICAT • 15, abril 2020

¿Cuál es el proceso para la colocación de implantes dentales?

Los implantología dental es un tratamiento que requiere de una formación específica por parte del odontólogo que vaya a realizarlo. Constituye la opción más revolucionaria en el campo de la odontología para devolver la estética y la función masticatoria a los pacientes. Eso es así porque ofrece unos resultados que son los que mejor imitan a la naturaleza. 

La odontología considera al profesor Per-Ingvar Brånemark el padre de la implantología moderna. Él demostró la capacidad del titanio, material del que están hechos los implantes, de integrarse en el hueso. Era 1965. A partir de aquí la implantología creció exponencialmente como solución a la falta de dientes. 

Hoy en día existen básicamente dos tendencias en implantes dentales:

  • Implantología convencional
  • Implantología inmediata

Ambos procesos de implantes dentales tienen unos excelentes resultados para el paciente. Pero, difieren en un aspecto esencial: los tiempos de espera

 

En la implantología convencional, el proceso para colocar un diente puede prolongarse hasta un año. En la técnica inmediata, el paciente puede disfrutar de dientes fijos desde el primer día

Supongamos que un paciente acude a la clínica con un diente que está en situación irrecuperable. Algo que le causa inseguridad al hablar y al sonreír. Además, le dificulta comer con naturalidad. Una situación que le acaba afectando a la vida social, laboral y personal.

A partir de aquí, con la técnica convencional, el proceso de colocación de implantes dentales consistiría en extraer el diente irrecuperable, esperar de 3 a 6 meses a que cicatrice la encía, colocar el implante y esperar otro periodo similar a colocar el diente fijo. En síntesis, el paciente puede estar hasta un año esperando para poder tener el nuevo diente fijo. 

Técnica convencional:

  • Extracción del diente y espera de 3 a 6 meses.
  • Colocación de implante y espera de 3 a 6 meses.
  • Colocación de la prótesis fija.

 

¿Qué pasa si se opta por el proceso de implantes dentales inmediatos? 

Volvamos al ejemplo del paciente que acude a consulta con un diente irrecuperable. Con la técnica inmediata, en el mismo día, se extrae dicho diente, a continuación se coloca un implante y, unas horas más tarde, se coloca una prótesis fija inmediata o dientes fijos inmediatos. De esta forma el paciente puede normalizar su vida desde el propio momento en que sale de la clínica.

Técnica inmediata:

  • Extracción del diente, colocación del implante y colocación del diente fijo inmediato en el mismo día.

cuadro implantologia
 

Como se puede apreciar, con la técnica inmediata los tiempos de espera para disponer de dientes fijos se reducen a solo un día. Por esto se considera que es el tratamiento que mayor calidad de vida proporciona al paciente. Eso sí, la técnica inmediata precisa de una formación específica ya que se trata de una opción avanzada dentro de la implantología.

 

¿Cuándo recurrir al proceso de colocación de implantes? 

La pérdida de dientes es un proceso natural en el ser humano en el que concurren diversos factores. Desde traumatismos hasta enfermedades pasando por hábitos de higiene insuficientes. Ante esta situación se recurre a los implantes:

  • Para recuperar la estética y la función masticatoria con dientes fijos. 
  • Para subsanar la falta de dientes y evitar que se produzca una desestructuración de la arcada que pueda dañar el resto de dientes.
  • Para tener una solución que proporcione confort, seguridad y estética.

 

¿Cuántos implantes se necesitan? 

Muchas personas piensan que por cada diente perdido o irrecuperable se necesita poner un implante. Y esto no es siempre así. Esta es la relación entre dientes perdidos e implantes necesarios:

  • Para reponer 1 diente se necesita 1 implante. 
  • Para reponer 2 dientes, 2 implantes. 
  • Para reponer 3 dientes contiguos, 2 implantes. 
  • Para reponer 4 dientes contiguos, 2/3  implantes.
  • Para reponer 5 dientes contiguos, 3 implantes.
  • Para reponer 6/7 dientes, 4 implantes.

En el caso en el que se tenga que rehabilitar todo el maxilar superior o todo el maxilar inferior, estos son los implantes que se deberían colocar:

  • Maxilar superior: 6/8 implantes.
  • Maxilar inferior: 4/6 implantes.

Esta relación entre dientes perdidos o irrecuperables e implantes es una equivalencia general. Es el especialista el que en una primera visita diagnosticará el caso en concreto y la mejor solución y menos invasiva.

 

El inicio del proceso de implantes dentales: la primera visita 

La colocación de implantes dentales es un proceso que se inicia a través de una primera visita. En ella, el especialista, mediante una ortopantomografía o un TAC, si fuera necesario, y una exploración visual directa realizará un diagnóstico para evaluar la disponibilidad de hueso, tanto en cantidad como en calidad. 

A partir de aquí se propone al paciente un plan de tratamiento enfocado a restablecer su calidad de vida. 

 

El día de la intervención

En el caso de que el paciente tenga dientes remanentes no recuperables, lo primero que se realizará serán estas extracciones. La anestesia que se utilice para realizarlas será suficiente para después colocar los implantes. 

Una vez realizadas las extracciones, se colocan los implantes. En función del hueso del paciente se optará por un tipo u otro de implante.

 

Quizás te interese ver en 3D cómo realizamos el tratamiento de implantes en el maxilar superior

 

Cuando ya se han colocado los implantes, y tras la sutura, se toman las impresiones al paciente para realizar la prótesis inmediata fija. Estos nuevos dientes son altamente estéticos y funcionales. Y permitirán que el paciente haga vida normal tras salir de la clínica. De hecho, este tratamiento no requiere ninguna baja laboral

A la hora de confeccionar los dientes fijos inmediatos debe haber una perfecta sincronía entre el equipo clínico y el laboratorio que realiza la prótesis. 

 

Calidad de vida recuperada gracias a los implantes dentales

A partir de aquí se inicia el proceso de osteointegración que suele durar entre 3 y 6 meses. Se trata de un periodo durante el cual el paciente ya está disfrutando de dientes fijos gracias a la carga inmediata. Una vez se ha cumplido este tiempo, y la encía ha cicatrizado, se sustituye la prótesis fija inmediata por una prótesis fija definitiva. 

 

Edad límite para llevar implantes

En implantología dental hay una edad límite para ser portador de implantes, pero por abajo. Es decir, hasta que el cuerpo no ha acabado de desarrollarse no es aconsejable colocar implantes dentales. La etapa de crecimiento no siempre finaliza a la misma edad. De forma que será un especialista el que realizará los estudios pertinentes para determinar si ha acabado la etapa del crecimiento y el paciente puede ser portador de implantes o si, por el contrario, dicha etapa no ha finalizado y todavía no es posible realizar un tratamiento de implantes en el paciente. 

Por arriba, la edad no supone ningún límite para iniciar un proceso de implantes dentales. Hay pacientes que se han colocado implantes después de los 90 años con total éxito del tratamiento. 

paciente vericat alzheimer

 

Que no se vea no quiere decir que no sea necesario 

Cuando la ausencia dental se produce en el sector anterior o parte visible de las arcadas dentales todos los pacientes tienen claro que deben reponer el diente perdido. Pero, ¿qué pasa cuando hay una ausencia dental en un lugar poco visible? Muchas veces el paciente tiende a pensar que no es necesario reponer ese diente. Y esto puede tener consecuencias para el resto de piezas

Cuando se produce una ausencia dental, el resto de dientes tienden a ocupar ese espacio libre. De tal forma que los dientes contiguos se desplazan lateralmente y el diente opuesto se desplaza verticalmente. Esto provoca una desestructuración de la arcada y pone en peligro el resto de piezas dentales. 

 

Sin duda, los implantes dentales son una tratamiento crucial para disfrutar de una salud plena. Recuerda que, tal y como define la Organización Mundial de la Salud, la salud es “un estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades"

Disfrutar de una calidad de vida depende en gran medida de tener la  información necesaria para tomar la mejor decisión en el momento adecuado.

Nuevo llamado a la acción