Vericat Implantología Inmediata
Ë
VERICAT VERICAT • 19, febrero 2019

Estética dental y función masticatoria perfectas

Los dientes son uno de los puntos claves en la apariencia física de una persona. A pesar de llevar una correcta higiene, existen multitud de factores que ponen en riesgo la salud bucodental. Esto puede derivar en la pérdida de piezas dentales, una masticación incorrecta y un empeoramiento de la estética dental.

 Existen varias opciones para reponer dientes perdidos. La más solicitada por los pacientes es la implantología dental, puesto que es la que mayor comodidad y seguridad aporta. Llegado a ese momento, una de las inquietudes es cómo quedará nuestra nueva sonrisa y buscar que sea lo más natural posible.

 Gracias a los avances en las técnicas de implantología, incluyendo la fase de rehabilitación protésica, se proporciona al paciente la estética dental que mejor simula los dientes naturales.

Sigue Leyendo: Tras la implantología dental ¡Que quede natural!

Hoy en día, mediante técnicas avanzadas, es posible que personas con falta de hueso en el maxilar puedan disfrutar de unos dientes fijos sobre implantes. De esta forma, no solo recuperan su funcionalidad, sino que también mejoran su físico y, por tanto, aumenta su autoestima y calidad de vida.

 A la hora de realizarse un tratamiento de implantes dentales existen dos técnicas principalmente: la convencional y la inmediata.

 La técnica de implantes convencional cuenta con el inconveniente de tener que esperar alrededor de tres meses desde que se inserta el implante hasta que se coloca la corona.

Con la técnica de carga inmediata, el paciente disfruta de unos dientes fijos desde el primer día de tratamiento. Gracias a esta técnica, las personas pueden incorporarse a su vida social y laboral a las pocas horas de la intervención. Al cabo de tres meses, tras la osteointegración, la prótesis inmediata se sustituye por los dientes definitivos.

Antes y después de la implantología dental en Vericat

Quizás te interesa: Alternativas para reponer piezas dentales

Pero, ¿qué ocurre si no se repone un diente? Algunas personas consideran que si un diente no está en una posición visible no es necesario reemplazarlo, pero esto es un error, ya que todos los dientes influyen en la masticación. Además, si existen huecos, los dientes adyacentes se desplazan ocupando el espacio del diente perdido, con lo que se produce una desestructuración de la arcada dental y una pérdida de hueso en el maxilar.

 De igual forma, una persona con ausencias dentales no realiza una correcta masticación, lo que puede desencadenar en problemas de oído, dolor de cabeza o cervical.

 Gracias a los avances en el sector de la odontología y con la técnica de carga inmediata, es posible volver a sonreír desde el primer día de tratamiento, sin miedos y sin complejos.

 ¿Te encuentras en esta situación y no sabes cuál es el tratamiento idóneo para ti? ¡No lo dudes! Contacta con nosotros y te asesoraremos.

Nuevo llamado a la acción