Vericat Implantología Inmediata
Ë
Dr. Albert Vericat Dr. Albert Vericat • 17, abril 2018

En VERICAT aplicamos la sedación idónea para cada paciente

Son muchas las personas que tienen miedo a su cita con el dentista. Incluso algunas de ellas llegan a sufrir fobia y posponen una y otra vez su revisión periódica o su tratamiento por la ansiedad y nervios que les provoca su visita al odontólogo.

Este miedo incontrolado no es una cuestión menor puesto que nos puede llegar a impedir que disfrutemos de una buena salud bucodental. Pero, ¿por qué se produce este miedo?

Las razones por las que algunas personas experimentan estrés y ansiedad en el dentista pueden ser diversas. En algunos casos, se debe a una mala experiencia personal, pero en otros muchos no hay aparentemente una razón que lo justifique.

Una de las preguntas recurrentes que realizan los pacientes cuando acuden a cualquier clínica a interesarse por cualquier tratamiento es si les va a doler. En Vericat Implantología Inmediata tenemos desarrollados los protocolos de administración de anestesia local de forma que el tratamiento resulte indoloro para el paciente.

Sin embargo, para casos de elevada ansiedad o cuando el tratamiento consiste en restituir todas las piezas dentales, en Vericat Implantología Inmediata proponemos al paciente la sedación consciente como complemento a la anestesia local. Por ejemplo, es la mejor opción para pacientes a los que se les va a realizar un tratamiento integral para restituir todos los dientes. Es procedimiento consiste normalmente en colocar 6 implantes en el maxilar superior y 4 implantes en el maxilar inferior.

La sedación es una técnica que se administra de forma intravenosa y presenta muchas ventajas:

  • Durante el tratamiento de implantes el paciente está totalmente relajado ya que desaparece la ansiedad inicial o nerviosismo con el que acude a la clínica.
  • Al estar más relajado, el paciente se muestra más colaborador con el implantólogo, facilitando su trabajo.
  • El efecto es inmediato y la recuperación también lo es. Además no tiene efectos secundarios.

En síntesis, el implantólogo dispone de todas las técnicas idóneas para que el miedo o la ansiedad del paciente no le impida disfrutar de una buena salud dental y, por tanto, de una buena calidad de vida.

Nuevo llamado a la acción