Vericat Implantología Inmediata
Ë
VERICAT VERICAT • 24, marzo 2020

Cómo cuidarse después de ponerse implantes de dientes

La implantología dental es el tratamiento que mejor consigue imitar a la naturaleza a la hora de reponer dientes perdidos o que no se pueden recuperar.

A nivel funcional los pacientes portadores de implantes de dientes los sienten como propios, pudiendo comer con total tranquilidad cualquier tipo de alimento una vez ha finalizado el proceso de osteointegración. A nivel estético, el cambio es realmente sorprendente porque los pacientes implantes dentales vuelven sonreír de forma generosa y sin complejos.

 

Por todo ello, los implantes de dientes son la opción que mayor confort ofrece a los pacientes. Para prolongar el éxito de este tratamiento se requieren unas pautas de mantenimiento:

> Hasta 24 horas después de la colocación de los implantes:

  • Aplicar frío en la zona a intervalos de 5 minutos. Puede prolongarse 24 horas más si fuera necesario.
  • No enjuagarse ni escupir.
  • Dieta fría con alimentos que no requieren una excesiva masticación, como tortilla, pasta o pescado.
  • Dormir con la cabeza más elevada de lo habitual.
  • No cepillarse los dientes.

> Hasta 7 días después de la colocación de los implantes de dientes:

  • Tenga buena higiene bucal. Masajee la zona intervenida con un cepillo quirúrgico. Después, enjuáguese con un colutorio de clorhexidina. 2 veces al día.
  • Dieta de consistencia moderada.

> Hasta 3-4 meses después de la colocación de los implantes:

  • Cepille los dientes de 2 a 3 veces al día. Use un cepillo medio y realice un suave masaje en la encía de los implantes.
  • Dieta de consistencia moderada.

> A partir de aquí debemos realizar un mantenimiento diario que consiste en:

  • Cepillado diario (2-3 veces).
  • Usar el irrigador dental al menos una vez al día a baja potencia, preferentemente por la noche. Se recomienda especialmente a los pacientes portadores de prótesis fijas totales.
  • Usar diariamente la seda dental para que no queden restos de comida en los espacios interproximales, que son los que quedan entre los dientes y donde el cepillo no resulta totalmente efectivo.

 

Además, el cuidado personal debe complementarse con un protocolo de mantenimiento en clínica. El cirujano oral es quien indicará al paciente la periodicidad de estas revisiones para prolongar el éxito del tratamiento.

Normalmente, estos mantenimientos profesionales se realizan una vez al año y consisten en:

  • Limpieza y pulido de las prótesis implantosoportadas.
  • Se realizará una o varias radiografías para comprobar la situación de los implantes.
  • Valoración del estado de los tejidos periimplantarios (la parte de la encía que rodea el implante o los implantes).

Con estas simples pautas podrá disfrutar de sus nuevos dientes fijos y redescubrir el placer de sonreír y comer con normalidad.

 

Siga leyendo: Diferencias entre la implantología dental inmediata y la convencional

 

Nuevo llamado a la acción