Vericat Implantología Inmediata
Ë
Dr. Albert Vericat Dr. Albert Vericat • 15, diciembre 2017

El coste a largo plazo de no optar por la implantología dental

Según la Fundación Española de Periodoncia e Implantes Dentales, los tratamientos con implantes dentales tienen unos resultados en cuanto a duración, confort, estética, fiabilidad y predictibilidad muy superiores a otros tratamientos que se pueden emplear para restituir dientes perdidos o irrecuperables.

Pero, ¿es necesario siempre reemplazar un diente?

Algunas personas piensan que si un diente no está en una posición visible, no es necesario reemplazarlo. Pero esta afirmación puede tener consecuencias poco deseables. La pérdida de un diente va a desencadenar una serie de procesos poco saludables que se irán agravando con el tiempo en mayor o menor medida.

Así, durante la masticación se produce el impacto de alimentos sobre la encía, hasta el punto de dañarla o generar molestias. Esto complica la masticación de alimentos por lo que el paciente tiende a masticar solamente por el lado opuesto a la ausencia dental, provocando un mayor desgaste en esas piezas dentales.

Además, los dientes (tanto los adyacentes, como el que está en la misma posición pero en el maxilar opuesto) tienden a ocupar el espacio vacío. Esta recolocación generalizada puede desencadenar otros problemas: los contactos interdentales se vuelven irregulares e incluso de abren, con lo que la probabilidad de recesión gingival y de la aparición de la periodontitis aumenta.

La alteración de la posición natural de los dientes genera numerosos contactos indebidos durante la masticación, aumentando la carga sobre ellos, generando desgastes prematuros y comprometiendo la salud del resto de dientes. Además, hay que añadir los problemas estéticos que genera este desplazamiento de piezas dentales, aunque el diente perdido esté en una zona poco visible.

También hay que tener en cuenta que la ausencia de dientes produce una absorción ósea (pérdida de hueso) que puede complicar en un futuro el tratamiento, obligando al implantólogo a recurrir a técnicas más avanzadas que permitan la colocación de implantes incluso en esas circunstancias.

Por todo ello, resulta vital no aplazar el tratamiento de implantes cuando se ha perdido una o varias piezas dentales, aunque estén en una posición poco visible.

No optar por la implantología dental puede ser un grave error.

Nuevo llamado a la acción